¿Sabias que comprar en Internet es menos costoso que ir a una tienda?

Aunque algunos aún se muestren rezagados cuando se trata de comprar y ventas online, todos estamos conscientes de que este tipo de actividad está modificando la manera de comprar todos nuestros productos. Incluso si lo que deseas es adquirir una joya como las que se diseñan en los talleres de la joyería de Rosa Oriol Tous, quien mantiene una gran demanda de sus productos precisamente por implementar este sistema. 

En la actualidad notamos como se desarrollan gran cantidad de oportunidades como consecuencia de la enorme demanda por parte de los consumidores, y todo debido a que las tiendas de Internet se encuentran mejor provistas de variedad, pero sobretodo a los mejores precios.

¿A qué se debe que sea más barato adquirir un artículo en tiendas por Internet?

Las razones pueden ser diversas, una de ellas es que la estructura de costes suele ser bastante baja en una tienda online que en un comercio tradicional.  Una tienda online puede ser gestionada desde una oficina o quizás de manera directa desde casa, con lo que se puede ahorrar la tienda a pie de calle, pero también los servicios como la luz, el agua, los impuestos de bienes inmuebles, el seguro, alquileres, entre otros.

En cuanto a los gastos por emplear personal también son menores y ello se debe a que cuando se tiene un comercio físico, se deben pagar las nóminas de los empleados y de los servicios de limpieza. Con este tipo de servicio, se disminuye al máximo el coste que implica financiarse si aplazas los cobros de tus clientes. 

Debemos mantener presente que cuando se trata del comercio online el cobro se realiza antes de que se sirva el pedido, de manera que la cantidad de impagados suele menor, pero también el coste de financiación. Por otro lado, el coste de almacenamiento podría ser nulo a diferencia de las tiendas físicas, ya que éstas deben contar con más stock que las tiendas online debido a que necesitan disponer del producto en su tienda para poder ser mostrado, más en la tienda online no se requiere de contar con el producto en la exposición, escaparate o lineales.

Una vez que has notado la gran cantidad de ahorro que implica vender o comprar un producto vía online, aún cuando se mantenga el margen o incluso si lo disminuyes, sigues contando con la opción de llegar a un número significativo de clientes mayor que con una tienda física.

Pero si cuentas con un comercio físico y gracias a todos los avances tecnológicos has decidió desarrollar una tienda online cuyo costo sea verdaderamente barato, no dejes que se desvanezca tu ánimo y comienza de una vez a emplear ambos   canales, tanto el online, como el tradicional, debido a que en la actualidad estos se complementan de manera perfecta generando una excelente experiencia de compras para tus clientes. Y es que abrir una tienda online ahora te puede brindar grandes beneficios para tu futuro.