Los peligros a los que no eres inmune al comprar en Internet

Muchos aún pensamos que a las amas de casa solo las pueden estafar con las tarifas de luz y agua, pero el mundo se encuentra tan inmerso en la tecnología virtual y digital, que son otras las maneras de perjudicar las que encontramos, como por ejemplo realizando compras por Internet y de ello posiblemente nadie se escapa.

El tiempo en el que uno iba al mercado, comprar algún artefacto, o simplemente adquirir la entrada para ver una película han ido quedando atrás. Y es que la mayoría de las cosas que necesitamos día a día, pueden ser solicitadas y compradas por Internet o en línea sin la tediosa tarea de levantarse de la comodidad del hogar. Ahora bien, ¿es ello cien por ciento seguro?

Las ofertas irresistibles

Solo en México las estadísticas nos señalan que existen al menos unos 70 millones de internautas, lo que refleja que un 63% de su población transita en el mundo digital, estadística que involucra a los niños desde la temprana edad de seis años, lo cual se encuentra sustentado en un estudio llevado a cabo por el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet, donde indican que 8 de cada 10 usuarios han hecho sus compras por medio de los servicio en línea.

Así mismo, es de recalcar que el comprador mexicano cuenta con un promedio de edad de 35 años de edad, mientras que su nivel socioeconómico se ubica entre medio-alto, posee cuentas bancarias y realiza la mayoría de sus compras las efectúa desde su dispositivo móvil. Ahora bien, si eres de los que se le eriza la piel y no puedes contenerte ante una de esas ofertas que se encuentran en Internet, por lo que te encuentras tarjeta de crédito en mano ya que es de un 50% la oferta, detente! pues ello podría implicar algún nivel peligro. 

Peligro de comprar en Internet 

  • Un descuento impresionante: cuando notas que una oferta en pocas oportunidades se da, es importante que desconfíes ya que estas suelen ser ficticias. Dirigite a la página oficial que promocionan el producto o servicio con el fin de comprobar si es así ciertamente. 
  • Compra por medio de tu equipo y a través de una red segura:  Trata siempre de efectuar tus compras desde tu propio equipo que se trate de una red abierta dentro de un centro comercial o en otro sitio, es posible que pongas en riesgo tu trámite y tus datos financieros. 
  • Sitios con aspecto pirata: Si el sitio al que accedes no es exactamente el oficial, debe tomar en cuenta de que inicie con  el https//: y que se encuentre en verde el candado.
  • No resultó ser lo que compraste: Esto suele ser un peligro que siempre se encontrará latente al realizar una compra a través de Internet. puede resultar que no es el que querías, que contenga alguna falla o que haya sido falsificado, así que la recomendación es que realices las compras por medio de sitios conocidos y oficiales. 
  • Plagio de  la identidad: Podría venir de algún hacker que alcance a robar tus datos de la tarjeta de crédito con la idea de ocuparlos haciendo sus propias compras.