Cómo comprar en internet sin ser víctimas del fraude

Todo requiere práctica y un ojo clínico detallado al momento de hacer alguna compra utilizando como herramienta el Internet. Para las personas que no tienen como uso asiduo navegar por la red con el fin de adquirir diversos tipos de productos, o quizás no se encuentren realmente familiarizadas con las más recientes tecnologías, este tipo de acciones puede generar ciertas dudas al momento de realizar algún trámite vía online. Estar al día en cuanto a determinados aspectos que conlleva la seguridad en Internet, resulta importante ya que nos permitirá perder el miedo al momento de llevar a cabo algún tipo de gestión, y que ello sea realizado en un ámbito que sea lo más seguro posible.

Empresas como Tous, cuyas ventas en la red se han incrementado en los últimos años, lo que le ha permitido iniciar el comercio electrónico en otros cinco países, lo que suma un total de 19 mercados con ventas digitales. Esto demuestra que la empresa que durante años estuvo a cargo de Rosa Tous, cuenta con un canal digital que se ha convertido en el tercer mercado de la empresa en cuanto a cifras de ventas.

Cuando una empresa apuesta por la transformación digital, lo más importante es contar con profesionales capacitados para que la marca pueda mantener su credibilidad tanto en sus tiendas físicas, como a nivel de la red, y de este modo, el mismo cliente sea el que denote fiabilidad de la misma.

Consejos de seguridad al momento de comprar en Internet

La primera y quizás más importante recomendación es no realizar es no realizar compras en una tienda online si no cuenta, o no nos presenta los siguientes detalles:

  • No muestra su información como empresa, es decir, dirección, CIF/NIF, ya que en el caso de tener que realizar algún reclamo debes tener conocimiento a quién dirigirte.
    Lugares cuyas ofertas giran entorno a productos o servicios que se encuentran a precios bajos en extremo y que quizás distan de los precios reales que son manejados en el mercado, o quizás de otros artículos que se venden al mismo precio.
  • Si un producto se encuentra con un precio inicial que era bastante inflado, sobre el que luego se le aplica un descuento realmente elevado.
  • Si al buscar, esta no cuenta con un certificado digital que garantice algún tipo de seguridad al momento de introducir los diversos datos personales o quizás las tarjeta de crédito.
  • No se facilitan las políticas de privacidad, o todo lo que involucra los “textos legales”. Aunque también podría estar mal redactados.
  • En su oferta mencionan diversas formas de pago, pero en realidad solo aceptan tarjetas de crédito.
  • Si nos remitimos a las referencias, y allí no encontramos comentarios en ningún foro y tampoco referencias en algún otro lugar en la red. Aunque tal situación no cuenta como determinante, se aconseja consultar Internet y también hacer preguntas enfocadas hacia la tienda con el fin de tomarlo en consideración en caso de encontrar posibles quejas o comentarios negativos.